Una empresa instalada en la provincia afirma que está en capacidad de fabricar 1.200 dispositivos en 45 días pero necesita de la aprobación del ministerio de Salud tucumano y la ANMAT. Otro de sus obstáculos en la falta de financiación. “Estamos muy optimistas”, aseguraron sus creadores.

Los respiradores son uno de los dispositivos médicos más buscados por el mundo desde que la pandemia de coronavirus explotó a principios de marzo. Tucumán no es una excepción en este falencia, ya que según el ministerio de Salud se espera que cerca de 500 tucumanos infectados por el virus necesiten de asistencia respiratoria, algo que hoy sería un faltante ya que la cartera sólo cuenta con 250 aparatos.

Debido a la emergencia sanitaria decretada a mediados de marzo, la empresa tucumana Pilot Endoscopy comenzó a desarrollar un dispositivo de rápida fabricación. Sin embargo la falta de financiación para fabricar entre 1.000 y 1.200 respiradores en menos de dos meses y la demora en la aprobación final del Ministerio de Salud provincial y de la ANMAT tienen frenada la iniciativa.

“Para empezar a fabricar los respiradores estamos transitando dos etapas paralelas. Se presentó la ampliación del rubro a clase de riesgo III ante ANMAT y paralelamente se está trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud provincial para validarlo y poder ponerlo a disposición. Esperamos que validen nuestro equipo y nos permitan distribuirlo. Estamos muy optimistas”, explicó Fernando Figueroa, diseñador industrial y director general de la empresa al sitio Infobae.

Vea la nota completa: https://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/263260/la-burocracia-frena-la-fabricacion-de-respiradores-tucumanos?dnd=manual&src=tit&pos=4&dis=desk