Alberto Fernández terminaba la noche, ayer en Jerusalén, sumándose a una cena casi íntima junto a Fabiola Yáñez, el diputado Eduardo Valdés y su vocero Juan Pablo Biondi. Los tres se habían sentado a comer en un restaurante a 150 metros del Palacio Presidencial donde el jefe del Estado de Israel, Reuven Rivlin, recibió a más de 40 líderes mundiales en una cena oficial. En esa mesa el trío esperó a Alberto F., hasta que terminó la gala y, de paso, reforzó la cena oficial en la que se había servido pescado, lomo y marquise de chocolate.

Fue el final de un cansador primer día en Israel. El vuelo de Alitalia que llevó a la comitiva presidencial desde Buenos Aires había hecho escala en Roma y con una demora de más de una hora llegó luego a Jerusalén a las 16 (hora local). De allí partió al hotel y a la primera reunión en el marco del Quinto Foro Mundial sobre el Holocausto y el 75° aniversario de la liberación de Auschwitz que terminó con una foto de familia de los mandatarios presentes a la que aún no se había sumado Vladímir Putin.

Para ese momento ya estaba confirmado que Alberto F. tendría una bilateral con Benjamin Netanyahu el viernes a las 11, poco después de la que mantendrá con el presidente de Israel a las 10:30. Poco después se confirmó también que habría una bilateral técnica con Putin, aunque no estaba confirmado que incluyera un encuentro cerrado a solas. La existencia de ese encuentro con el presidente ruso fue el centro de negociaciones de último momento también desde Buenos Aires.

Vea la nota completa: https://www.ambito.com/politica/israel/alberto-fernandez-israel-confirma-cumbre-putin-y-se-agranda-gira-europea-n5078386