Al menos 57 vuelos de Aerolíneas Argentinas fueron cancelados como consecuencia de las asambleas que realizaron los gremios aeronáuticos en los principales aeropuertos del país. La medida afectó al menos a 7.000 pasajeros.

A través de un comunicado, la aerolínea de bandera informó que “la medida de fuerza fue llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA)”.

“La empresa lamenta el impacto de estas medidas de fuerza en sus servicios, que generó que unos 7.000 pasajeros se vieran ya afectados”, añadió. Por su parte, la empresa agregó que intenta “reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible. Igualmente, los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron”.