Como consecuencia de la coyuntura actual, la empresa BGH, un grupo empresario con 105 años de trayectoria en la innovación, el desarrollo y la comercialización de productos y servicios tecnológicos de vanguardia, decidió iniciar un proceso de reordenamiento financiero de su deuda, con el asesoramiento externo especializado de Columbus Zuma Investment Banking y el Estudio Jurídico Curtis, Mallet-Prevost, Colt & Mosle.

El objetivo específico en esta etapa es rediseñar fundamentalmente las condiciones de tasa y plazo para la deuda sindicada (es decir la estructurada a través de bancos y entidades financieras privadas) sin afectar el capital, de forma tal que la compañía supere exitosamente tanto el crítico contexto macroeconómico y sectorial y pueda proyectar su sustentabilidad en el largo plazo.

Al respecto cabe señalar el impacto, a nivel económico general, provocado por la importante caída en el consumo de bienes y servicios tras la fuerte devaluación del peso, como así también el efecto derivado a nivel sectorial, caracterizado por un segundo semestre de 2018 con una caída de ventas promedio del 25%, con respecto al mismo periodo de 2017, en categorías como TV, aires acondicionados o celulares.

Dicha demanda está siendo cubierta en gran parte por el stock acumulado, lo que implica que la reactivación de la industria será muy lenta.

Fuente: Ámbito.com