Cinco menores de entre de 4 y 13 años, todos ellos hermanos, fueron rescatados por personal policial de la seccional Florencio Varela 6ª (Ingeniero Allan), al mando del subcomisario Rubén Romero, luego de hallarlos por segunda vez en un estado de abandono total por parte de sus progenitores y tutores,  informó el diario El Sol Noticias.

Todo sucedió en la tarde del lunes, cuando a través de un llamado anónimo a la oficina de guardia de la comisaría se expresaba que en las calles 1126 entre 1133 y 1135, había cinco menores de edad en estado de abandono desde hace varios días.

Comisionados los efectivos al lugar, pudieron constatar que se trataba de una casilla precaria en cuyo interior se hallaban cinco menores masculinos de entre 4 y 13 años, totalmente abandonados, que sólo tenían una bolsa de pan duro que, según sus dichos, “se lo había suministrado Niñez hace una semana”.