Luego de que la justicia federal ordenase al gobernador correntino Gustavo Valdés que permita que alrededor de 40 profesionales de la salud oriundos de esa provincia puedan desempeñarse en clínicas y sanatorios del Chaco, el Colegio Médico Gremial presentó este lunes otra medida cautelar en el mismo sentido que, en su caso, abarca a 27 médicos afiliados a esa entidad.

En términos similares a un planteo realizado por Federación Médica y la Asociación de Clínicas y Sanatorios del Chaco, que obtuvo resolución favorable por parte de la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, el Colegio Médico Gremial presentó este lunes una acción de amparo junto a una medida cautelar solicitando que se ordene al gobierno de Corrientes que cese con el aislamiento de 23 médicos afiliados a esa entidad que viven en la capital de esa provincia pero que se desempeñan laboralmente en instituciones sanitarias de la provincia del Chaco.

En la presentación, el Colegio Médico Gremial solicita que se declare la inconstitucionalidad de la Circular N° 6 del 24/03/2020, dictada por el Comité de crisis COVID-19 del Ministerio de Salud de la Provincia de Corrientes, en cuanto dispuso el aislamiento social y obligatorio de los profesionales médicos y personal de salud con asiento en la provincia de Corrientes y que presten servicios en la vecina provincia del Chaco, sea en instituciones públicas y/o privadas, por el término de 14 días, por considerarlos de manera arbitraria e infundada, personal sanitario de riesgo.

Paralelamente, se requiere el dictado de medida cautelar tendiente a que se ordene al Poder Ejecutivo de la Provincia de Corrientes al cese del aislamiento social preventivo y obligatorio no impidiéndose a los médicos de la presente medida cautelar a realizar las actividades esenciales del Decreto 297/2020 – trabajador de la salud- relevando todo obstáculo a su libre circulación hacia su lugar de trabajo, pudiendo retornar a sus domicilios particulares en igualdad de condiciones al resto de los trabajadores de actividades esenciales, siempre y cuando no presenten los síntomas característicos del virus COVID-19.

El Colegio Médico impulsa un amparo para que el gobierno de Corrientes permita trabajar a médicos en el Chaco