Se reunieron con el intendente, Ricardo Sastre, debido a la adhesión municipal a un decreto que limita la atención al público en los locales.

Los representantes del sector gastronómico con el acompañamiento de los trabajadores, prestadores turísticos, de los propietarios de los gimnasios y vecinos se movilizaron hasta las puertas de la municipalidad de Puerto Madryn para pedirle al intendente que deje sin efecto el DNU al que adhirió el fin de semana y que limita la atención al público en los locales.

Tras el encuentro mantenido con el jefe comunal se acordó que durante la semana las partes mantendrá una reunión de trabajo donde se delinearán las medidas a adoptar al cumplir este período de cierre parcial de la actividad.

En el contacto mantenido con el jefe comunal los gastronómicos solicitaron la posibilidad de abrir los locales para poder funcionar porque, caso contrario, será un golpe de gracia para muchos establecimientos. En esa misma línea se expresaron los dirigentes gremiales que solicitaron que el ejecutivo revea la medida porque los trabajadores están viviendo entre 10 o 12 mil pesos.

Vea la nota completa: https://www.diariojornada.com.ar/284729/provincia/una_marcha_para_abrir_actividades_en_madryn/