Arcindo Márquez y su esposa Luisa Rotela vendieron casi todo lo que tenían en su chacra. Durante meses sacrificaron los ahorros de toda una vida de esfuerzo y dedicación en el trabajo en el sector tabacalero con tal de poder ver cumplido el sueño de su hijo Richard de triunfar como futbolista.

Gracias la mediación de un amigo que jugaba en Buenos Aires, el adolescente de 17 años logró tener una prueba en la capital del país y el 2 de enero viajó para entrevistarse con un cazatalentos que lo sedujo a él y a toda su familia con la promesa de un futuro prometedor en poco tiempo en Europa.

Pero los casi 400.000 pesos en efectivo que los padres giraron durante más de siete meses al supuesto representante de jugadores y entrenador para gastos del joven desde su estadía en Buenos Aires y posterior corto periplo en Portugal terminaron siendo un suculento botín para un hombre, que luego abandonó al chico en el viejo continente y que no hizo otra cosa más que dejar prácticamente en la ruina a una familia misionera.

Vea la nota completa: https://www.elterritorio.com.ar/estafa-y-calvario-para-un-chico-tras-promesa-para-jugar-en-europa-52286-et

Redacción Diario Federal

Por Redacción Diario Federal

Recopilamos y editamos noticias producidas por cientos de medios digitales de todo el país, respetando siempre las fuentes y las autorías originales de esos medios. Ante cualquier consulta dirigirse a redaccion@diariofederal.com