Dos delincuentes armados ingresaron, el pasado lunes por la noche, al kiosco “Sal y Pimienta” y tras amenazar al dueño del comercio y a su esposa, le exigieron con violencia el dinero. Lejos de amedrentarse, el comerciante, un hombre de 61 años, sacó debajo de su mostrador, una fusta con un trenzado de ocho tientos con los cuáles comenzó a golpear a los ladrones.

Fue así que sorprendidos, los malvivientes comenzaron a retroceder, hasta que se retiraron del local. No contento con haberlos puesto en fuga, los persiguió en la vereda y con bronca, los invitó a que vuelvan, informó Entre Ríos Ya.

“La verdad es que no me asusté, pero no sé de dónde saqué coraje, pero los c? a palos“, dijo Jesús Cáceres y agregó que eran dos “encaretados, uno con un arma y uno tenía un palo. Me pegaron con el palo y pero yo me la aguanté y les pegué una semejante paliza con la fusta que dispararon“, relató.

Vea la nota completa: https://entreriosya.com.ar/2018/11/comerciante-con-un-rebenque-se-defendio-y-golpeo-a-delincuentes-en-gualeguay/