Un toro cayó de cabeza, en un cañadón, y quedó atorado con sus cuernos en un arroyo de la zona norte de Concordia. Al no poder zafar, el viejo animal murió ahogado, con su cabeza sumergida, publicó el diario Río Uruguay.

Al parecer, el toro estaba tomando agua en el lugar, cuando desbarrancó y – por el peso de los cuernos – no pudo incorporarse a tiempo.

El dueño del animal autorizó a los vecinos a carnear al animal.

Vea la nota completa: http://www.diarioriouruguay.com.ar/policiales/murioacute-por-sus-cuernos-y-los-vecinos-lo-carnearon-en-el-lugar.htm