La justicia comprobó que Román Ardusso le asignó tareas rurales a un adolescente de 15 años, sin abonarle una retribución. Solo entregaba carne y otros productos a su familia.

La Cámara en lo Criminal y Correccional de 2° Nominación de Río Cuarto condenó a dos años de prisión de ejecución condicional a Román Ardusso, un productor agropecuario acusado de explotación del trabajo infantil. Según se estableció, durante 10 meses, el imputado le asignó tareas rurales a un adolescente que, en ese momento, tenía 15 años. La víctima trabajaba, aproximadamente, desde las 6 a las 12 y desde las 14 a las 20:30, sin recibir una retribución dineraria. A cambio de la labor del niño, el imputado entregaba “carne” y otros productos a su familia.

De acuerdo a la acusación, la familia del menor se trasladó en abril de 2016 al establecimiento rural “El Caldén”, ubicado en las inmediaciones de la localidad de Ucacha, al sur provincial, y había convenido Ardusso, que todos los miembros del grupo familiar prestarían servicios en calidad de empleados, salvo el niño R.N.R que era menor y debería asistir al colegio. Sin embargo, cuando la familia ya se encontraba desempeñando actividades laborales, le informaron que el menor no podría ir a la escuela ya que no contaban con los medios necesarios para su traslado.

Luego, le dijeron a su madre que también el niño debía empezar a trabajar en el campo. Inicialmente, le asignaron tareas de cortador de pasto, trabajos con la desmalezadora y descargar camiones con cargas de algodón y maní, entre otras labores. Esta situación duró desde abril del año 2016; hasta el 24 de enero de 2017.

En esa fecha, un miembro del sindicato de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y de la Estiba (Uatre) relevó al adolescente, mientras se encontraba realizando tareas de parquero, fumigación de alambrado y parqueado de casco en el establecimiento. La entidad sindical constató que el trabajo del niño se desarrollaba a la intemperie, que implicaba el uso de herramientas de riesgos y que estaba expuesto olores fueres, polvo y mucho ruido.

Vea la nota completa: https://www.hoydia.com.ar/sociedad/72905-leve-condena-por-explotacion-infantil.html