Si te interesa la historia y estás planificando un viaje a Salta, agenda estos cuatro sitios arqueológicos que pueden resultar interesantes de visitar y que no son muy promocionados. Escondidos dentro de la provincia, ofrecen nuevas alternativas.

1. Las ruinas de Tastil

El sitio arqueológico de Tastil es uno de los más grandes de nuestro país. En su apogeo, entre el año 1000 al 1450, la ciudad llegó a albergar aproximadamente 3.000 personas.

2. Los graneros incaicos de la Poma

Este es quizás uno de los sitios más sorprendentes a orillas de la ruta 40. El lugar cuenta con 25 silos circulares y rectangulares, que se usaban principalmente para almacenar maíz. Se estima que datan de los años 1000-1500 y que tenían una capacidad de almacenaje de más de 50 m3.

3. Monumento natural Abra del Acay

En las inmediaciones de este paso rutero, el más alto de la ruta 40, existe un sitio arqueológico particular. Cuando los incas atravesaban el camino de altura, homenajeaban a la Pachamama y dejaban una piedra en cada cruce o arrojaban allí su “acullico”, una bolita masticada de hojas de coca.

4. Potrero de Payogasta

Este lugar arqueológico se levanta en el extremo norte de un angosto valle, sobre una larga terraza natural de 20 metros de altura. La ruina más importante se denomina “Kallanka”, una galería a dos aguas que es considerada el paredón incaico más alto de Argentina hasta la actualidad.

Nota completa en: http://www.voydeviaje.com.ar/argentina/cuatro-sitios-arqueologicos-que-quizas-no-sabias-que-estaban-en-salta