Javier Grosso, docente e investigador del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) e integrante del Grupo Interdisciplinario de Estudios Ambientales, dijo no tener duda de que los sismos que se repiten en la zona de producción hidrocaburífera de Añelo y Sauzal Bonito están relacionados a la forma de extracción no convencional conocida como fracking. “Los sismos están a escasos kilómetros de perforaciones horizontales” aseguró.

“Hay una coincidencia donde se hace el fracking, osea la excavación,  los sismos de la semana pasada ocurrieron a no más de 15 km de los pozos que están perforando a más de 5.900 metros, el foco de donde se libró la energía de los sismos están a esa profundidad, por lo cual decimos que sin dudas, los sismos están relacionados y más aún que la empresa haya decidido suspender las actividades”.

“Somos investigadores libres y no estamos atados a nadie, no nos brindan datos y vemos una relación muy clara entre los pozos y los temblores, cada vez que se pone en juego el tema dicen que es una cuestión natural y claramente no es así”.

“En lo que va del año Neuquén tuvo 29 sismos, 16 de ellos en Junio según el impress a baja profundidad, en la zona del fracking.  Alguna fiscalía de delitos ambientales debe pedir un informe serio y no solo ser denunciado en los medios de comunicación”.

“Los 20 sismos que se dieron la semana fueron en un radio de 15 km de donde esta operando Shell y donde están operando otros también y pararon por resguardo de su personal y no por pedido del estado”.

Investigadores relacionan los sismos con el Fracking