Desde la  Fundación Ambientalista Amigos de los Parques denuncian que las represas ubicadas sobre el rio Iguazú, en 800 kilómetros desde Curitiba hasta Iguazú, afectan seriamente a todos los sectores relacionados, tanto al Turismo, como a lo ambiental.
La fundación que viene alertando desde hace tiempo, a las autoridades, sobre la falta de convenio con Brasil para garantizar un caudal mínimo de agua sobre el río Iguazú superior, que tenga como objetivo que no afecte la belleza de los paisajes de los saltos de Cataratas y el impacto ambiental en flora y fauna que rodea este paisaje de belleza natural y que en estos días está presentando una postal muy distinta.
La vida de todo el ecosistema sobre el río Iguazú se ve muy afectada por la bajante permanente de las aguas, por las represas e hidroeléctricas rio arriba, sobre el territorio brasilero, quienes por la alta demanda de generación de energía para las industrias, dejan al río Iguazú con un paisaje poco común, afectando seriamente la flora y fauna
Recordemos que el caudal normal es de 1.500 metros cúbicos de agua por segundo” indicaron.
“Somos rehenes de las represas del alto Iguazú, dónde la última que se inauguró, la represa del “Baixo Iguazú” el entonces presidente de la Nación Argentina, aplaudió estando presente en el evento. Quizás ahí era una buena oportunidad a que defienda los recursos naturales y firme un convenio con Brasil que no nos dejen sin agua en el río”, se dijo en un documento.
La fundación busca que las autoridades de Parques Nacionales, del Ministerio de Ambiente de la Nación, al Presidente de la República Argentina, que accionen además Cancillería, para generar un convenio con Brasil, donde se comprometan y cumplan, de largar en las represas un mínimo de caudal garantizando así una mejor calidad de vida en la biodiversidad protegida, así como la belleza de los saltos de Cataratas.

Nota completa en: https://www.elterritorio.com.ar/fundacion-reclama-un-acuerdo-para-garantizar-agua-en-las-cataratas-61955-et