Un guardia de seguridad no permitió a un paciente descender de una ambulancia en la clínica Mayo. Tras una espera de más de dos horas, fue recibido en un hospital.

“No hay lugar, no se puede”, esa fue la respuesta tajante que recibió hoy a la tarde Nicolás en la puerta de la Clínica Mayo. Quien se la dio no fue ningún médico ni tampoco un directivo del establecimiento. En la ambulancia esperaba Antonio, su concuñado, que esta mañana fue diagnosticado como positivo de coronavirus y es paciente de riesgo (tiene 56 años, es hipertenso, diabético y padece una trombosis en una de sus piernas).

El hombre esperó en el lugar dos horas sin poder moverse de la ambulancia y sin recibir ninguna atención médica. Indignado, Claudio sacó su teléfono y filmó la situación para hacer una grave denuncia: “Para mí es abandono de persona, más en el estado que él está”.

“Hoy al mediodía le entregaron el resultado del hisopado que dio positivo de coronavirus. En el hospital nos dijeron que, como es paciente de riesgo, lo mejor era que lo internen. El sistema de salud puso la ambulancia y, dado que su obra social tiene convenio con la Clínica Mayo, lo derivaron para ahí. Pero estuvimos dos horas con el paciente en la ambulancia y el único que nos atendió fue el guardia. Nos dijeron que había orden del subdirector de no recibirlo porque no había espacio físico para atender a estos pacientes”, explica Nicolás todavía molesto por lo que le tocó hace un par de horas.

Al no permitirle el ingreso a la clínica y tras una larga espera en la que el paciente no pudo moverse de la ambulancia, desde el Siprosa dieron la orden de trasladarlo al hospital Centro de Salud donde finalmente el hombre fue atendido. “Desde el sistema de salud te digo que actuaron de diez, pusieron la ambulancia y el chófer nunca nos abandonó. El sistema de salud está laburando, pero al compromiso de las obras sociales y las clínicas privadas con el Estado en esta situación no lo están cumpliendo”, comenta Nicolás que, en su propio auto, acompañó a su familiar hasta la clínica. Como en el establecimiento privado su concuñado no fue atendido por ningún médico y tampoco le dieron ningún documento que justificara la negativa, no pudo quedar internado en el Centro de Salud y tuvo que volver a su casa.

Vea la nota completa: https://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/266389/tiene-coronavirus-y-no-lo-atendieron-la-denuncia-contra-una-clinica-privada?dnd=cat&tit=fb&pos=1&dis=desk