El testimonio de Gustavo Córdoba, quien hizo pública la situación y es encargado de una fábrica local que donó más de mil alfajores a merenderos y comedores infantiles.

Puerto Dulce es el nombre de la fábrica de alfajores que lleva más de 20 años de trayectoria en Villa Carlos Paz y que a raíz del cese de producción debido al aislamiento obligatorio, decidieron donar más de mil alfajores a diferentes merenderos y comedores infantiles de la zona, encontrándose este lunes con una realidad que dejó perpleja a toda una empresa: “Los alfajores donados estaban siendo vendidos por Internet”.

Así fue como Gustavo Córdoba, encargado de la fábrica, nos ofreció su testimonio tras hacerse viral una publicación vía Facebook en donde denunciaba públicamente una situación a la que califica como “lamentable”, sorprendido de los posteos en diferentes grupos de Facebook en donde se vendían los productos obsequiados.

Sin embargo, Gustavo nos argumentó que pese a lo inusual del hecho, y antes de realizar cualquier publicación en redes, decidió indagar: “Soy el encargado de la fábrica y el que se ocupó de hacer llegar las donaciones. La verdad que les di a varios pero yo no sé quién fue. Yo no puedo acusar a nadie porque no sé realmente quién fue que sacó los alfajores y los puso a la venta. Tal vez están pasando por una gran necesidad y lo entiendo, pero que al menos nos lo consulten, nos avisen, y nosotros vemos cómo ayudarlos”, cuenta Gustavo Córdoba en diálogo con VíaCarlosPaz.

En este sentido, Gustavo nos confiesa que en un principio la situación lo sobrepasó, no le gustó, pero que gracias al consejo de una persona conocida, es que decidió antes que nada, indagar, investigar cómo fueron los hechos.

Es por eso que lo primero que hizo fue contactarse con la persona que realizó la publicación ofreciendo los alfajores en redes sociales, aunque hasta el momento, sin ningún tipo de respuesta: “Intenté contactarme con ella y con otra mujer que también me pasaron el dato que estaba vendiendo los mismo alfajores, pero aún no me contestaron”, destaca el joven trabajador.

Tras no obtener respuestas, Gustavo decidió redactar una publicación escrachando la situación vivida, un testimonio que rápidamente se hizo viral entre los carlospacenses y que de inmediato derivó en cientos de reacciones y comentarios, muchos, defenestrando el accionar de quien vendía los productos donados.

¿Algo para destacar? Pues bien, Puerto Dulce no realiza ventas al público en general sino que trabajan exclusivamente con regionales de la zona y de alrededores, por lo que resulta aún más cuestionable que las personas que hoy se encuentran comercializándolos, los hayan obtenidos por otros medios.

“Si vos venís y me decís ‘mirá no tengo, o no puedo’, yo voy a tratar de ayudarte con lo que pueda. Somos una fábrica que siempre colaboramos con merenderos, por eso que nos pase esto, realmente nos molestó, pero así y todo trato de ponerme en el lugar, a lo mejor no tiene para comer y quién soy yo para juzgar. Por eso para mí, ya es un caso terminado”, concluye Gustavo quien además nos aseguró que no tienen pensado realizar la denuncia.

https://viapais.com.ar/carlos-paz/1715041-los-mismos-alfajores-que-donamos-se-estan-vendiendo-por-internet-denuncia-un-carlospacense-indignado/?fbclid=IwAR3DOjTYEDwvpBhZshGdhXnxlitDcyX3lbCZ_GLxbBnZo7Q7I0WHkkDLw4g