Conocido como “MMS” o “Milagroso suplemento mineral”, es una sustancia que resulta de mezclar clorito de sodio, agua y ácido cítrico que, tal como lo advirtieran desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y tecnología Médica (ANMAT), “resulta necesario destacar que el consumo directo de clorito de sodio, en solución acuosa, puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones”.
Con el avance del COVID-19 este producto volvió a circular con fuerza en las redes sociales y grupos de WhatsApp como remedio “milagroso” contra el virus, incluso hace unos días, la conductora Viviana Canosa lo consumió supuestamente en vivo con el fin de provocar a las autoridades de salud (y obtener algunos puntos más de rating).

“En Mendoza tuvimos cuatro casos que nos consultaron colegas por asistencia a pacientes que lo tomaron por indicación, recomendación o búsqueda en las redes, que cuando uno ve estos anuncios son bastante creíbles, pero no tienen ningún aval que los funden. No hay evidencia científica que demuestre esto”, aclaró Saracco, experto en toxicología y director del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de consumo de la Facultad de Medicina de la UNCUYO
También explicó que produce daños en boca, en el esófago, en el estomago y los pacientes tienen procesos importantes y que en algunos casos “llegaron a intolerancia alimentaria. Además produce alteración a nivel bacteriana, a nivel del intestino, que terminan en diarreas importantes que muchas veces les cuesta semanas recuperarse por el daño que produce la estructura intestinal”.
Nota completa en: https://www.mendozapost.com/nota/157936-el-dioxido-de-cloro-ya-intoxico-a-varias-personas-en-mendoza/