El fabricante de camiones Iveco suspendió a los 900 empleados de su planta de Córdoba

La crisis sin frenos del sector automotriz tiene víctima: el fabricante de camiones Iveco acaba de anunciar que suspendió a sus 900 operarios de su planta de Ferreyra, en Córdoba, que sólo funcionarán 1o días en el mes de marzo, según fuentes gremiales.

De esta manera, los empleados del sector automotriz afectados por suspensiones o despidos ya alcanzan los 4.000 en todo el país.

“Iveco informa que en función de los niveles actuales de demanda del mercado y de los stocks existentes se está llevando a cabo un proceso de suspensiones con pago de haberes”, expresó la compañía, a pedido de Infobae, sin dar ningún otro detalle ni especificación. Los principales ejecutivos de la empresa están en Expoagro.

“Esta situación de suspensiones semanales, o diarias, se da hace dos o tres meses”, dijeron allegados.

Fuente: Infobae.com