“Hoy  me reúno por teleconferencia con el presidente Fernández. Le voy a pedir que en Mendoza no haya cuarentena absoluta porque tenemos que levantar la cosecha extremando cuidados. Sabemos que se puede llevar adelante son riesgos y no podemos perder esa actividad económica, estamos trabajando para mejorar el traslado de cosechadores a las fincas y les daremos protección especial”.

Fue contundente el gobernador Rodolfo Suarez sobre esta duda que se injertó en el ambiente vitivinícola en la medida que creció la inminente cuarentena obligatoria para la mayoría de la población.

Al mediodía luego de reunirse en San Rafael con Emir Félix, intendente de aquel departamento y su par de General Alvear, Walther Marcolini. Lo acompañó en esta incursión sureña la ministra de Salud Ana Nadal para evaluar el estado del aparato sanitario de la región ante un posible brote viral en la zona. Suarez calificó de “rumor” la idea de aplicar el autoencierro obligatorio para frenar la expansión del Covid-19

El mandatario también explicó que Mendoza no cuenta con avión propio para viajar y que desde mañana los vuelos de cabotaje están cancelados, por lo que se hace imposible viajar, ya que, además, al regresar debería aislarse y él necesita seguir operativo al frente de la Provincia.

El jefe del Ejecutivo provincial también aclaró: “Saber cuándo va entrar el virus es imposible, hemos sido muy precavidos tomando medidas necesarias y les pedimos por favor a los ciudadanos que hagan aislamiento y cumplan todas las medias de la Organización Mundial de la Salud, como el lavado de manos, limpieza de superficies, estornudar en el codo y sobre todo asilarse”.

https://www.mendozapost.com/nota/146160-el-arzobispo-de-mendoza-confirmo-la-suspension-total-de-las-misas/