El anuncio de la Casa Rosada por un principio de acuerdo con la CGT para el pago de un bono de fin de año de $ 5.000 generó expectativas entre los gremios estatales de la Provincia. La Casa de Gobierno, por ahora, no desestimó la posibilidad. Pero a través de sus autoridades envió mensajes que les ponen paños fríos a los anhelos sindicales, informó La Gaceta.

El ministro de Gobierno, Regino Amado, aseguró que los pedidos “están siendo estudiados”, aunque destacó que el acuerdo salarial vigente, al ajustar los haberes mediante una “cláusula gatillo”, debería ser suficiente para equiparar los ingresos de los estatales a las subas en los bienes de consumo derivadas de la inflación.

“En Tucumán se acordó en principio el 17% (en dos partes). Por el mecanismo de la ‘cláusula gatillo’, en octubre pagamos cerca del 33% (de incremento total). Y si la inflación calculada por el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censo) llega al 43%, por ejemplo, deberemos sumar otro 10%. Cada punto porcentual de aumento significa unos $ 30 millones mensuales. Por eso, estamos abocados a cumplir con lo que ya está firmado, que es mucho más que cualquier bono que se esté pagando”, dijo Amado.

Lea la nota completa: https://www.lagaceta.com.ar/nota/788937/actualidad/gobierno-provincial-le-pone-panos-frios-expectativa-gremios-bono.html