En almuerzo con sindicalistas Vidal confirmó que irá por la reelección

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, confirmó ayer que irá por la reelección y descartó cualquier posibilidad de competir en lugar de Mauricio Macri por la presidencia como candidata de Cambiemos, al tiempo que buscó soldar su relación con el sindicalismo más afín al Gobierno: “El movimiento obrero ha sido más prudente que muchos empresarios”, afirmó. La mandataria visitó a solas la sede porteña del gremio de peones rurales (Uatre) y, de paso, avanzó en un acuerdo con esa organización para la regularización de trabajadores de las quintas en las que se producen frutas en la provincia de Buenos Aires.

Vidal acudió a la oficina del gremio en el microcentro, en Reconquista 630, sin otra compañía que un amplio operativo de seguridad. La Uatre es el sindicato más identificado con Cambiemos y de hecho el Partido Fe, que fundó el fallecido Gerónimo Venegas y que en la actualidad gestiona su sucesor, Ramón Ayala, integra la coalición gobernante. Ayala además preside una de las tres fracciones (la más oficialista) en las que se dividió las 62 Organizaciones y tiene a su cargo el registro de peones rurales, Renatre, que Macri se lo restituyó al gremio luego de que Cristina de Kirchner se lo quitara tras denunciar irregularidades.

El almuerzo de ayer fue la segunda oportunidad en 48 horas en la que la gobernadora hizo saber que su aspiración pasaba por renovar su mandato por otros cuatro años. Pero también fue la segunda vez en la que escuchó una suerte de operativo clamor: la primera había sido el martes en la comida del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), rodeada por el establishment económico, y ayer, de un puñado de gremialistas. Además de Ayala y el secretariado de la Uatre y de la obra social (Osprera), participaron del encuentro el taxista José Ibarra, el estacionero Juan Miguel “Cacho” García y el remisero Alejandro Poli.

Sin otros funcionarios de la gobernación, Vidal sólo fue a la cita junto a un reaparecido del elenco de Cambiemos: el exministro de Trabajo Jorge Triaca, que dejó en noviembre pasado ese cargo sacudido por denuncias de supuestos manejos irregulares. Su salida de hecho decretó la defunción de esa cartera, que desde entonces fue renombrada de Producción y Trabajo. Triaca, que desde entonces había mantenido bajo perfil como anfitrión de algunos encuentros políticos, hizo de nexo entre la gobernadora y un sector que le fue fiel durante los tres años de su gestión en la cartera laboral. De hecho, parte de los concurrentes ayer habían sido miembros de una comitiva que lo acompañó como ministro a una gira por países europeos.

Fuente: Ámbito.com