Fiesta gitana en Santa Cruz: poder, burlas y una causa federal

La celebración que escandaliza en estas horas a Santa Cruz llegó a la justicia federal, pero se viralizó en las redes sociales.

Se lo conoce en la capital santacruceña como “Nano, el gitano”, miembro de una tradicional familia de esa colectividad y con lubricadas amistades que forman parte del poder político, económico y empresarial de la Provincia. Con sus cadenas y pulseras de oro y una sonrisa que no tiene descanso, “Nano” aparece y desaparece por el centro de la ciudad a bordo, por lo general, de una serie de vehículos de alta gama. Santa Cruz y la capital provincial han incubado en los últimos 37 años una estructura de poder que tiene terminales en varios partidos políticos, pero con su tronco en las variaciones del peronismo provincial.

“La edad de Cristo”, los 33 años, tienen para la comunidad gitana un valor testimonial, cercano a los cumpleaños de 15 de las mujeres, en nuestra sociedad occidental. Nano, liderando esas vinculaciones y negocios de las familias tradicionales galleguenses, seguramente hace tiempo que venía pensando en una fiesta que también fuera testimonial. Para adentro y para afuera.

Pero, en la planificación de los invitados, la comida y bebida, el músico con su órgano, los regalos, tuvo un descuido: el aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesto por el gobierno nacional y replicado por el provincial y el municipal.

El segundo descuido, o más bien la ostentación del festejo de “la edad de Cristo” a través de un video en Facebook donde se burlaron del aislamiento (se dice “que se cague la cuarentena”), generó la bronca generalizada, las denuncias en la Comisaría Segunda, la llegada de la policía para terminar con la fiesta y una causa judicial iniciada en el fuero Federal.

Las disculpas de Nano

La fiesta ya está hecha, habrá pensado. Y para apaciguar los ánimos, mostrar una cara compungida ante la Justicia o arrepentirse sinceramente, publicó en las últimas horas una disculpa en su cuenta de Facebook.

“Hola soy Nano –publicó-, para nosotros en la comunidad gitana es muy importante debido a la tradición (el festejo de los 33 años), hoy entiendo que fue una idea desafortunada”. Agregó que “quiero, a través de este mensaje, en primer lugar pedir disculpas a mi familia , mis amigos y a la comunidad en general por no haber cumplido en parte la cuarentena, que a nivel Nacional , Provincial y Municipal están trabajando incansablemente en pos del cuidado de nuestras vidas. Me siento responsable de haber tenido la mala idea de hacer una juntada en mi casa en este momento tan sensible, asumiendo el error. Es por eso que ante la falta cometida y recapacitando de lo sucedido, invito a seguir cuidándonos y cumpliendo con las instrucciones que nuestras autoridades van dictando. Mil disculpas de corazón.”

Entre la fiesta y las disculpas de Nano, se viralizó por las redes sociales una canción de apenas 16 segundos, donde se muestran imágenes del cumpleaños y se pregunta “¿sabés cómo se contagia el Covid-19?”.

Fue un cumpleaños con mucho “ruido”, que no pasó desapercibido (como quería Nano), donde el mejor regalo será que quienes asistieron superen con buena salud, los próximos 14 días.

https://www.mejorinformado.com/regionales/2020/5/28/fiesta-gitana-poder-disculpas-burlas-un-hit-63752.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter