Luego de que se activara el protocolo por Covid-19, el sujeto reconoció que simuló porque tenía prisa para hacer un trámite y terminó escoltado por la fuerza hasta su domicilio.

Un hombre llegó al retén de Kilómetro 3, frente al Chalet Huergo y cuando se le acercó un policía comenzó a toser y mirando al jefe del operativo le dijo que tenía que ir inmediatamente a una clínica privada de La Loma para ser asistido ya que así estaba hace dos días. El comisario Martín Guajardo pidió asistencia médica e inició un operativo de emergencia establecido por protocolo ante la sospechas de un caso de COVID-19.

“Cuando lo paramos, me mira a los ojos y me dice ‘tengo que ir a la clínica porque hace dos días que no paro de toser’”, contaría después el comisario.

Al hombre lo asistieron los médicos del Hospital Regional, quienes “corroboraron que esta persona tenía anginas y quería utilizar ese pretexto para pasar a zona sur a hacer un trámite; luego reconoció frente a los policías que había fingido la tos y se lo escoltó hasta su domicilio”, comentó Guajardo.

Vea la nota completa: https://www.elpatagonico.com/fingio-tos-pasar-un-reten-policial-n5092309