El presidente de la Cámara de Industriales Panaderos de Salta, Daniel Romano, contó que la semana pasada la bolsa de 50 kilos de harina costaba $1.100 en la provincia y ahora, después de que los molinos suspendieron temporalmente la venta, el producto saltó a $1.400. El referente empresario denunció que no hay motivos que justifiquen la suba, habló de especulación y dijo que llegó el momento de fijar un valor diferencial para el mercado interno.

Por Radio Salta, Romano aclaró que las panaderías asociadas a la cámara no subirán, “por ahora”, sus precios.

“Yo apelo a la razonabilidad. No hay motivos para que suba el valor de la harina, todo lo contrario. Hay motivos para que se impulse hacia abajo”, sostuvo el dirigente panadero, y criticó la falta de controles estatales sobre el oligopolio de los molinos.

Vea la nota completa: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-10-31-0-0-0-panaderos-piden-harina-a-un-precio-diferencial