Interna entre los hermanos Rodríguez Saá amenaza con detonar al PJ de San Luis – Diario Federal
Los hermanos Rodríguez Saá no parecen dispuestos a bajarse de la pelea por la gobernación de San Luis. Todo lo contrario. Mientras el actual gobernador, Alberto, ya cristalizó su intención de ir por la reelección, su hermano Adolfo, senador nacional, también le hizo saber a propios y ajenos que está dispuesto a dar batalla para volver a ocupar, por sexta vez, el mayor cargo provincial.
El sueño oficialista de proclamar por consenso dentro del PJ a Alberto candidato tropieza con una disputa intestina que, lejos de sosegarse, se profundiza. El límite es la PAS, la Primaria Abierta y Simultánea (en este distrito no es obligatoria) del próximo 21 de abril y, la pelea final, la general el 16 de junio.Para hoy, por caso, el expresidente convocó a un plenario en la sede del PJ con el objetivo de detonar todo el cotillón posible de la militancia detrás de su candidatura, sobre la base del convencimiento de una Primaria innecesaria.

Ese intento de demostración de fuerza tiene un final anunciado: el próximo 8 de febrero, en tanto, su hermano Alberto reunirá al Congreso Provincial del PJ para analizar la situación del partido, hacer un análisis de la realidad provincial y nacional, y definir la estrategia política electoral de cara a las PAS. Allí, se sabe, habrá decenas de cuestionamientos a la dirigencia encolumnada detrás del Adolfo, lo mismo que a la tarea legislativa -provincial y nacional- de los representantes puntanos.

En este punto radica el origen de la grieta entre los hermanos. El gobernador objetó el acompañamiento del senador al Presupuesto del gobierno de Mauricio Macri, en un contexto en el que la provincia venía argumentando una sistemática marginación por parte de la Casa Rosada. La sospecha de un acuerdo con el macrismo terminó por detonar el vínculo.

El congreso convocado por Alberto será vital para el entramado futuro. Allí, por caso, se determinará la portación del sello partidario y el eje del discurso de campaña, que girará en torno a -afirman- la exitosa gestión provincial, en manos, claro, del actual gobernador.

Ese, precisamente, será el punto de partida de una batalla que, incluso, podría estar plagada de impugnaciones y pujas ante la justicia electoral.

La dirigencia adolfista cree ver en esa convocatoria un tiro de gracia para sus chances electorales, una excusa perfecta para confirmar la fractura partidaria y optar, finalmente, por un camino alternativo por fuera de la estructura del PJ.

“No se trata de eso. Debemos dejar de lado las mezquindades individuales. No es bueno que nadie se victimice. Creemos que es sano para el partido que ambos se presenten a la PAS. Y que sea el pueblo el que defina quién será el candidato del peronismo”, relativizan desde el entorno del gobernador.

Enigmáticos sobre el futuro inmediato, los dos bandos confían en que, pase lo que pase, uno de los dos Saá será elegido gobernador, en una batalla de tercios que incluye al senador nacional Claudio Poggi, hoy enrolado en Cambiemos. Paradójicamente, los tres fueron tiempo atrás carne y uña. Hoy los une el espanto.

Fuente: Ámbito.com

Por Redacción Diario Federal

Recopilamos y editamos noticias producidas por cientos de medios digitales de todo el país, respetando siempre las fuentes y las autorías originales de esos medios. Ante cualquier consulta dirigirse a redaccion@diariofederal.com