El cura habría pedido a sus fieles quitarse el tapabocas “porque Dios los va a cuidar” y hubo un brote que dejó 22 casos positivos y mil vecinos aislados.

El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, avanza en la investigación de un cura que habría solicitado durante una misa evitar el uso de tapabocas. Durante una liturgia religiosa, el sacerdote habría exigido “quítense el barbijo, porque Dios los va a cuidar” según señalaron testigos del hecho ocurrido el pasado 8 de septiembre.

En las últimas horas, el Hospital de Justiniano Posse confirmó que esa localidad, que hasta hace algunos días era considerada “zona blanca, hay 22 casos positivos de Covid-19 y que hay más de 1000 vecinos aislados.

El director del nosocomio, Oscar Gómez, indicó en diálogo con Canal 12 que el brote tuvo origen en la misa de la polémica. “El 80 por ciento de los contagios salen de la misa”, añadió, y advirtió que esperan “muchos más casos por la cantidad de contactos estrechos”.

Vea la nota completa: https://lmdiario.com.ar/contenido/247292/justiniano-posse-investigan-a-un-sacerdote-por-llamar-a-no-usar-barbijo