De esta manera quedó descartado un asesinato por una pelea entre internos. La investigación buscará determinar del arma de qué uniformado salió el disparo que acabó con la vida de José María Candia, de 22 años.

El ministerio de Seguridad de Corrientes informó ayer el resultado de la autopsia que se le practicó al interno que perdió la vida el martes durante una reyerta en la Unidad Penal N° 1.  El titular de la cartera, Juan José López Desimoni, luego de recibir el primer informe forense confirmó que “la muerte no se produjo por arma blanca o elemento cortopunzante, lo que marca la autopsia es la muerte por disparos de arma de fuego antitumultos”.

De esta manera, el ministro de Seguridad amplió el informe preliminar que había presentado durante la noche del martes el Servicio Penitenciario Provincial. En horas del mediodía de ayer se descarta que la muerte de José María Candia, de 22, años se haya desencadenado producto de un enfrentamiento entre internos.

“Durante el intento de recuperación del orden y la agresión que se daba dentro del Penal, la fuerza que tuvo que intervenir y se produjeron disparos de armas de fuego. Todo eso está sujeto a la investigación penal.  Vamos a llegar hasta donde sea necesario para esclarecer y ver cómo se actuó, quién fue el responsable y por qué razón se produjeron esos disparos de fuego antitumulto”, subrayó el ministro López Desimoni.

Si bien se aclara que se trata de un informe preliminar de la autopsia, se descarta que el fallecimiento del interno se haya producido por un enfrentamiento entre internos.

Vea la nota completa: https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2020-4-23-1-0-0-la-autopsia-revelo-que-el-interno-murio-por-un-disparo-de-arma-de-fuego-antitumultos