El temor por el impacto que tendrá la epidemia de coronavirus en la economía global promete darle una mano en el cortísimo plazo a uno de los frentes más calientes que enfrenta el gobierno: la inflación.

“Para la inflación, el shock global contribuye a la desaceleración, pero por el lado de la actividad económica es malo ya que, aunque los números de inflación nivel general sean más bajos, los avances de alimentos y bebidas todavía son veloces. Se estima que acumularon un alza del 8% en dos meses, frente al 4,5% acumulado de inflación.

En este sentido, el beneficio no llega sin costos, ya que viene de la mano de menores valores de los productos que el país exporta y el riesgo de forzar en el mediano plazo una corrección cambiaria más abrupta.

Vea la nota completa en: https://www.msn.com/es-ar/finance/noticias/la-crisis-financiera-global-por-el-coronavirus-puede-ayudar-a-desacelerar-la-inflaci-c3-b3n-en-la-argentina-aunque-s-c3-b3lo-en-el-corto-plazo/ar-BB10vkHW