El comercio salteño está atravesando una de sus peores crisis. Según datos del Sindicato de Comercio hasta el 31 de agosto se despidieron 700 empleados, de los cuales solo 190 fueron reincorporados en otras empresas, principalmente en los nuevos mayoristas que se instalaron en la ciudad.

Por lo tanto, el déficit anual que habría en la provincia es de más de 500 puestos de trabajo perdidos. “Esto sin dudas es un número alto porque nunca supera 350 despidos, aun en los años de crisis. Es altísimo”, expresó el secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, Ángel Ortiz.

En Salta hay grandes comercios que se ven afectados por la crisis económica que está atravesando el país y que hizo mella en la rentabilidad de las empresas. Ribeiro y Emilio Luque están atravesando procedimientos preventivos de crisis; mientras que Musimundo cerró cinco sucursales en un año y la tradicional casa de electrodomésticos HyR Maluf bajó definitivamente sus persianas.

Vea la nota completa: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-10-15-0-0-0-alarma-en-el-comercio-se-perdieron-mas-de-500-puestos