La reunión fue a fines del año pasado. De un lado, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y del otro cuatro integrantes del Consejo de la Magistratura de la Nación, a quienes les pidió por el avance en el nombramiento de jueces federales para su territorio.

El Consejo es el órgano que tiene como una de sus funciones esenciales hacer los concursos por los cuáles se designa a los magistrados.

La reunión fue los primeros días de diciembre en el Museo Nacional Ferreroviario, en el porteño barrio de Retiro donde la gobernadora tiene oficinas. Vidal invitó a reunirse a Alberto Lugones, juez de la Cámara Federal de San Martín, a Juan Manuel Culotta, titular del juzgado federal de Tres de Febrero, a Marina Sánchez Herrero, que integró el Colegio de Abogados de Mar del Plata, y a Diego Molea, rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Los cuatro habían asumido pocos días antes como integrantes del Consejo en representación de sus respectivos estamentos y son, de alguna manera, los consejeros vinculados a la provincia de Buenos Aires.

Fuente: Infobae.com