La Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc) y su comisión autopartista, conformada por pymes locales, advirtió ayer por la grave situación y el “inminente estado de emergencia” frente a las suspensiones, freno de producción y disminución del volumen de trabajo de las terminales argentinas y, particularmente, de las radicadas en Córdoba. La entidad presidida por Eduardo Borri le reclamó al gobierno nacional que revise las medidas tomadas, informó Hoy Día.

Además, le pidió a la administración provincial que se involucre en la negociación. “La Cimcc ha manifestado reiteradamente la gravedad de la situación generada por la fuerte caída de la venta local en el último tramo del 2018, agudizada en el primer mes de 2019, en un contexto de aumentos de tasas de interés insostenible, y en segundo, por las medidas fiscales tomadas por el gobierno nacional sobre la actividad de exportación, perjudicando los niveles de venta de vehículos al exterior y el correspondiente impacto en la producción nacional”, explica el documento.

“Las últimas medidas del gobierno nacional aplicadas a la actividad de exportación van en total detrimento de la ley que se sancionó en 2016, ya que no sólo anulan los incentivos para radicar nuevos proyectos sino que promueve la desnacionalización de piezas producto que con el cambio de reglas indica que integrar proveedores locales es menos conveniente que importar”, agrega el escrito. Un dato llamativo es que respecto de la “dotación de personal”, el 52 % de las empresas optó por reducción de horas y bajas de contratos.

Vea la nota completa: https://www.hoydia.com.ar/economia-2/36-provincial/8547-metalurgicos-en-alerta-por-la-grave-crisis.html