Los paseadores presentarán una petición para que se habilite la actividad, justificada no solo en la necesidad laboral, dado que en muchos casos son la fuente de ingresos del hogar, también para evitar que los dueños deban romper el aislamiento social obligatorio poniéndose en riesgo y al mismo tiempo proteger la salud de las mascotas.

Uno de los voceros del rubro, Federico Mena, paseador de perros con más de 30 años de experiencia, señaló que, “nuestro trabajo está regulado en la ciudad con la ordenanza 12.134 que nos habilita a llevar hasta 20 perros y donde todos los paseadores debemos estar registrados y portar una credencial. Por ello, aplicar un permiso de circulación para que trabajemos no debería ser para nada engorroso y además nos permitiría contribuir a sostener el aislamiento social de los dueños para que se sigan quedando en su casa”.

Días atrás el Sindicato de Trabajadores Caninos de Buenos Aires le requirió al Gobierno Nacional que su actividad sea considerada servicio esencial para poder colaborar con la estrategia de la cuarentena obligatoria y disminuir la cantidad de gente que saca a pasear a sus mascotas. El proyecto fue presentado al Ministerio de Trabajo con el argumento de que cada paseador puede llevar 15 perros, por lo que ello deriva en que son 15 personas menos circulando en la calle.

Foto y fuente: https://www.mejorinformado.com/regionales/2020/4/17/neuquen-paseadores-de-perros-quieren-estar-en-el-grupo-de-exceptuados-61856.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter