Los choferes y propietarios de autos que trabajen para Uber en Mar del Plata serán sancionados desde este jueves con la inhabilitación para conducir por más de un año y multas de hasta $1.110.000, tras la aprobación de una ordenanza impulsada por el gobierno local, en medio de un paro de taxis y remises.
El proyecto fue aprobado esta tarde por el Concejo Deliberante local, y prevé sanciones para conductores y dueños de vehículos que brinden servicios de traslado de pasajeros para esta plataforma o de cualquier otro tipo que no cuente con habilitación municipal.La iniciativa había sido presentada ayer por el gobierno de Carlos Arroyo, tras el desembarco de la aplicación en la ciudad, el último viernes, y luego de que 15 autos fueran interceptados.Al tratarse en el recinto deliberativo, el proyecto recibió el voto positivo tanto de concejales oficialistas como opositores.

Una hora antes del inicio de la sesión, todos los taxis y remises de la ciudad paralizaron sus servicios, y cientos de ellos se concentraron frente a la Municipalidad y en las calles del centro repletas de turistas, a la espera de una resolución.

“Estoy feliz, este es un triunfo de Mar del Plata”, dijo tras la aprobación el intendente, quien fue aplaudido por decenas de conductores en la vereda del palacio comunal.

La ordenanza impone multas de entre 10 y 50 sueldos mínimos del personal municipal, mientras que para los reincidentes, la sanción irá de los 15 y 60 salarios.

“El sueldo mínimo municipal es de $18.500”, dijo a Télam el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, por lo que el monto máximo de las multas previstas es de $925.000 para quienes sean interceptados por primera vez, y $1.110.000 para reincidentes.

Vicente detalló que “la misma multa será aplicada al titular del vehículo, en caso de que no sea el mismo conductor”.

La ordenanza prevé además el secuestro del vehículo, inhabilitación para conducir por 180 días hábiles y 360 en el caso de reincidentes, y también multas que pueden ser superiores a $1.600.000 para “quienes le den difusión por cualquier medio y formato” a este tipo de plataformas o servicios.

La norma se refiere a “la modalidad de taxi, remís, transporte escolar, servicio de excursiones, auto rural, transporte privado de personas”, pero la expectativa de los taxistas y remiseros tenía que ver con “el transporte entre dos puntos fijos contratado a través de una plataforma y/o aplicación”.

“Es una victoria contra la flexibilización laboral que proponen sistemas como Uber, que llegó anunciándose como una cosa revolucionaria y no es más que empleo ilegal sin seguridad para los pasajeros”, dijo a Télam Raúl Vicente, presidente de la Sociedad de Conductores de Taxis.

En medio del paro de taxis y remises, los vecinos y turistas de la ciudad se acumulaban en las paradas de colectivos durante el debate del proyecto.

“No tengo la aplicación y tengo amigos remiseros que están en contra de Uber, pero también hay que ver por qué no puede ser más barato el viaje si Uber es tan barato”, opinó Inés Brandi, marplatense de 38 años.

Darío Suárez, turista de la capital de San Luis, de 22 años, dijo: “Usé Uber en Buenos Aires con un amigo y anduvo bien. Escuché que acá funciona pero no lo probé. Si es barato y la gente lo elige no entiendo el problema”.

En cuanto a Uber, la empresa envió en las últimas horas un correo electrónico a sus usuarios locales, en el que aseguró que “Uber se queda”, e incluyó una lista con números telefónicos del intendente y concejales, y una consigna: “Pedile a Arroyo y a los concejales que dejen avanzar a Mar del Plata”.

Fuente: Ámbito.com