Renata Bravo Staiti es mendocina, tiene nueve años y ganó el certamen de innovaciones “Ideas para escuchar” en dónde presentó un proyecto para mejorar la calidad de vida de niños hipoacúsicos. Viajará a Austria para presentar su proyecto.
Desde que era muy pequeña, Renata Bravo Staiti ha sido fanática de las vinchas. Tiene muchísimas -lo dice alargando la í- y las guarda en el cuarto en el que duerme junto a sus hermanas Martina (12) e Isabella (7). El año pasado le detectaron hipoacusia unilateral derecha. Tuvieron que colocarle un implante, y si bien ahora escucha perfectamente, el “aparatito” que lleva por fuera de su oreja le impide usar el accesorio que tanto le fascina.
Además Renata es una niña muy creativa y con una gran imaginación. Es por eso que, a través de sus padres que la anotaron, participó en un concurso llamado “Ideas para Escuchar”, que invita a jóvenes a desarrollar propuestas innovadoras para mejorar la calidad de vida de las personas con pérdida auditiva. Su idea, plasmada en un simpático videíto casero, es que Med-el (que es la empresa a cargo del concurso) fabrique una vincha en la que se pueda colocar adentro el procesador que ella utiliza.
“La idea es que cuando me ponga la vincha, me quede a la altura del implante y lo que yo tengo que hacer es ponerle la batería y el capuchón. Y cuando no uso la vincha, me pongo mi implante como todos los días”, explica Renata, con frescura y alegría, en el video que hubo que filmar para enviar al certamen en el que participaron 256 niños y niñas de todo el mundo.
Nota completa en: https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=pequena-inventora-creo-un-dispositivo-para-mejorar-la-vida-de-los-hipoacusicos