Una nueva normativa dispone el uso del sistema ya implementado en los micros que trasladaron a los mendocinos que llegaron del exterior.

Según Resolución 298 la Secretaría de Servicios Públicos, dispuso que “por el término de sesenta días contados a partir de la fecha de la presente resolución, las empresas prestadoras del servicio público de transporte regular de pasajeros deberán colocar en sus unidades una aislación física que separe a los conductores de los vehículos de los pasajeros”.

El sistema ya había sido implementado en los micros eléctricos que realizaron traslados locales de los mendocinos que regresaron del exterior y de otros puntos del país.

La iniciativa surge luego de los requerimientos efectuados, tanto por la Asociación Unida Transporte Automotor de Mendoza (A.U.T.A.M.) como por el Sindicato del Personal de Micros y Ómnibus de Mendoza (S.I.P.E.M.O.N.), relacionados a la implementación de medidas de seguridad para la protección de los choferes de ómnibus ante la emergencia sanitaria.

La normativa señala que la “aislación deberá ser de material transparente para no afectar las condiciones de visibilidad de los conductores de las unidades”.

Además establece la necesidad de “implementar medidas para brindar protección a los choferes de ómnibus encargados de prestar el servicio de transporte regular de pasajeros, procurando mantener a los mismos separados de los usuarios, de acuerdo a las recomendaciones de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (C.N.R.T)”.

https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=los-choferes-de-los-colectivos-viajaran-aislados-con-nylon-de-los-pasajeros