Se terminó oficialmente una etapa en la ciudad caracterizada por la industria metalúrgica. Su empresa emblema, Metalúrgica Tandil, la que supo ser puntal de la región, no abrirá más sus puertas. El acuerdo se selló ayer cerca del mediodía en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, tras varias semanas de conflicto entre los trabajadores y Renault Argentina, informó el diario Eco, de esa ciudad.

Quienes participaron de la reunión que sentenció el final de la planta fabril fueron el titular de la UOM local Carlos Romano; el gerente local de Metalúrgica Tandil, Gabriel Raffa; el director de Recursos Humanos de Renault, Ludovico Martin; el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, el secretario de Desarrollo Económico Local, Raúl Moyano; el secretario Legal y Técnico, Andrés Curcio; el director de Empleo Región Pampeana, Gonzalo Santamarina; los abogados de la UOM, Gustavo Ballent y César Sosa; los delegados gremiales de la UOM en Metalúrgica Tandil, José Orellana, Walter Bugna y Pablo Sayes; Blas Pugliese, delegado del Ministerio de Trabajo provincial; y Martiniano Corbetta, representante del Ministerio de Trabajo nacional.

Las partes acordaron el 110 por ciento de indemnización, más tres salarios, 160 mil pesos de cobertura médica por un año, la compra de vehículos a precio de empleados por cinco años y el programa de reinserción laboral. Si la UOM no llegaba a este arreglo, la compañía podía despedir a los empleados a partir del mañana -finalizada la conciliación obligatoria- bajo las condiciones que marca la ley, cuyos beneficios hubiesen sido menores para los empleados. Según trascendió, el arreglo alcanza una cifra cercana a los 100 millones de pesos y es uno de los más importantes registrados en la Provincia de Buenos Aires.

Vea la nota completa: https://www.eleco.com.ar/la-ciudad/las-partes-sellaron-un-acuerdo-y-metalurgica-tandil-cerro-sus-puertas-para-siempre/