Científicos ucranianos de la base de investigación Verndsky descubrieron hace unos días atrás que los alrededores de la estación estaban cubiertos por un impactante rojo, cuando deberían estar de blanco. El culpable de la coloración se llama Chlamydomonas nivalis, y es una alga roja que se encuentra típicamente en el hielo y la nieve en las cadenas montañosas, así como en los polos.

El Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania explicó el fenómeno en una publicación de Facebook. “Estos pequeños organismos han encontrado su nicho en climas extremadamente fríos. Durante los meses de invierno, están inactivos, esperando que el hielo y la nieve se descongelen. Cuando el ambiente se calienta, florecen y se replican en su entorno. Las algas cambian de color de verde a naranja a rojo durante su ciclo de vida, con flores particularmente intensas durante largos períodos de temperaturas justas”.

Los científicos aseguran que no son buenas noticias. Este tipo de floraciones de algas tienen un efecto nocivo sobre el hielo y el derretimiento de los glaciares en muchos lugares geográficos. El hielo blanco es en realidad bueno para reflejar la luz, reduciendo la cantidad de calor que absorbe el glaciar. Dado que las algas tienen una coloración más oscura, reflejan menos luz solar y, por tanto, los glaciares se derriten más rápido.

Fuente y foto: https://www.elsol.com.ar/por-que-no-es-una-buena-noticia-la-nieve-roja-que-aparecio-en-la-antartida