Con un inusual nombre, nos invita a conocerlo. Su principal atractivo es La fiesta del Chivo, un festival que dio que hablar por más de 23 años. Hoy además incursionan en el ecoturismo y el turismo rural.
Pampa del Infierno, con sus calles franqueada de lapachos, imprimiendo una estampa de tintes rosados al cielo azul, veredas pintadas de amarillo con sus cientos de pomelos. Calles anchas, calidez de su gente, cientos de cantores de folklore y buenos zapateadores, esperan a los visitantes, cabritos a la parrilla, torta a la parrilla. Avistamiento de la vía láctea.
El turismo rural y el ecoturismo comienzan a cimentar sus bases sólidas. Hace no menos de ocho años se cimentaron objetivos que se plantearon, entre ellos consolidar una provincia turística conforme a los servicios que prestan las diversas localidades del Chaco, para ello, vieron la necesidad de integrar las prestaciones necesarias para que cada actor consolide las actividades específicas que lleva adelante en pos de generar un producto turístico rico y homogéneo; creando el circuito de ecoturismo más apasionante del norte de Argentina.
El Impenetrable Chaqueño completa esta oferta turística con su enigmático y desafiante terreno pleno de especies y paisajes de llanura magníficos.
Nota completa en: https://www.diarionorte.com/article/189263/pampa-del-infierno-en-las-puertas-de-el-impenetrable