Se trata de un nosocomio de Venado Tuerto donde un médico contrajo la enfermedad y terminó contagiando al resto. Una enfermera denunció que la obligaron a trabajar a pesar de haber estado en contacto con el profesional y que el protocolo dice que debía ser aislada de inmediato.

Venado Tuerto sumó ayer otro contagiado de coronavirus, una persona de 76 años que tuvo relación con un caso confirmado. El nuevo infectado fue atendido por un médico que contrajo Covid-19 y en los últimos tres días contagió a otras siete personas, algunos de ellos colegas en el sanatorio San Martín. La propagación del virus a partir de ese caso índice puso en el ojo de la tormenta al centro de salud. La diputada provincia Rosana Bellatti presentó un pedido a la Justicia para que investigue al nosocomio a raíz de “una posible negligencia e inobservancia de los protocolos nacional, provincial y municipal”.

El último enfermo de Covid-19 de Venado Tuerto reside en un geriátrico de la ciudad y concurrió a la guardia del Sanatorio San Martín donde recibió atención del médico que dio positivo de Covid-19 el 19 de junio y desde ese día cumple el aislamiento en su ciudad natal, Pergamino.

Una vez que se confirmó que el adulto mayor tenía coronavirus fue derivado al Hospital Gutiérrez -informó el sitio web Venado 24- y aislado en una sala general con buen estado de salud. Mientras tanto se notifico a los familiares y se realizó el hisopado a todos los que residen en el geriátrico.

La actuación del sanatorio desde el momento en que se confirmó el médico contagiado despertó una serie de cuestionamientos, especialmente a partir de las declaraciones de una enfermera que dio positivo de Covid-19 el lunes pasado. La trabajadora de la salud contó a FM Uno de Rufino, de donde es oriunda, que prestó servicio durante el fin de semana. Según el protocolo, debía permanecer aislada durante esos días hasta que se conociera el resultado del hisopado.

Vea la nota completa: https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/venado-tuerto-tiene-otro-caso-y-un-sanatorio-quedo-el-ojo-la-tormenta-n2593156.html