Polémica: San Juan y Mendoza no permitirán la venta bajo receta de la “pastilla abortiva”

Luego de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizara la venta del Misoprostol (conocida como la pastilla abortiva) en las farmacias del país, las autoridades de San Juan anticiparon que en la provincia habrá un freno en esta decisión, porque la ley no lo permite. Sucede que desde 2009, San Juan decidió realizar su reglamentación propia en cuanto al uso de medicamentos. En este contexto, se prohibió esta droga para uso comercial. Esto puede ser posible porque la ANMAT fue creada por decreto y no por ley, y eso implica una limitación en las decisiones de la entidad, informó el diario San Juan 8.

En este marco, San Juan no podría vender este medicamento bajo receta archivada, en los negocios farmacéuticos, tal como fue autorizado para el resto del país. Lo mismo ocurre con Mendoza. Sí, continuará distribuyéndolo para uso hospitalario, tal como se viene realizando.

Antiguamente, la droga Misoprostol se creó para para la prevención y tratamiento de las úlceras gástricas y duodenales. Sin embargo, se ha utilizado para la interrupción de los embarazos, por sus efectos secundarios inmediatos. Conociendo esta situación, Salud de la Nación prohibió la comercialización del mismo; sin embargo, ahora le brindó la posibilidad a los especialistas de efectuar recetas con indicación específica a las pacientes ginecológicas.

La comercialización se lanzará dentro de dos meses con un costo estimado de $4000 por caja, conteniendo 12 pastillas tipo ampollas que se aplicarán vía vaginal. Esta presentación será más económica que la anteriormente diseñada, que tuvo un costo superior en $1000. Su forma comercial hasta ahora llegó con el nombre de “Oxaprost” (misoprostol + diclofenac).

Es cierto que esta pastilla se ha adquirido en el mercado negro y que, desde el Colegio de Farmacéuticos, han detectado que su consumo se logró por la venta ilegal que provenía de otras provincias o de las mismas droguerías. Si bien, este sector profesional aseguró a sanjuan8.com no estar al tanto de las maniobras ilícitas de los que comercializan este medicamento, manifestaron un claro repudio por esta práctica y se pusieron a disposición de las órdenes del Ministerio de Salud provincial. La voz oficial se escuchará en pocas horas.