No sólo fueron imputados por transgredir las normas de distanciamiento social que la propia fuerza a la que pertenecen se encarga de hacer cumplir al resto de la ciudadanía.

Los dos policías que el sábado al mediodía estaban comiendo un asado, junto a un grupo de personas en la zona rural de San Agustín, fueron sancionados por el Tribunal de Conducta Policial, que los pasó a situación pasiva.

Una denuncia telefónica anónima, que ingresó a la comisaría de San Agustín, informó sobre un encuentro clandestino que se estaba desarrollando en un campo ubicado entre esa localidad y la comuna de Los Molinos.

Cuando la patrulla rural acudió al lugar, por orden de la Fiscalía de Instrucción de Río Tercero, encontró a un grupo de hombres comiendo un asado debajo de una generosa sombra. Los 13 presentes, fueron imputados por el artículo 205 del Código Penal.

Los agentes que realizaron el procedimiento, se sorprendieron al constatar que dos de ellos eran pares: policías domiciliados en Despeñaderos, que trabajan en la Departamental de Policía Santa María.

La fiscal Bruera dio intervención al Tribunal de Conducta Policial que los sancionó de inmediato. Los pasaron a situación pasiva mientras se investiga el caso.

https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/dos-policias-en-situacion-pasiva-por-comer-un-asado-en-plena-cuarentena