Los dos chicos prestaban declaración cuando detectaron que tenían fiebre, tos y dolor de garganta. El gremio judicial denunció que no hay controles estrictos y que se arriesga la salud de sus afiliados.

La presencia de síntomas en dos personas que declaraban en la Unidad Judicial 13 de la ciudad de Córdoba activó el protocolo de coronavirus. El episodio ocurrió este martes y se conoció en las últimas horas. Se trata de dos menores de edad que, mientras relataban un hecho, presentaron síntomas compatibles con el Covid-19: tos y dolor de garganta.

Instantes después, se les realizó un hisopado y fueron trasladadas al hospital Rawson junto a otras cuatro personas que también iban a declarar. La dependencia fue evacuada en su totalidad y desinfectada con lavandina, lo que frenó la atención por algunas horas.

David Cadelago, representante del gremio de empleados del Poder Judicial de Córdoba, señaló a Cadena 3 que “se puso en riesgo la salud de compañeros” porque “la unidad nunca paró de trabajar”.

Vea la nota completa: https://www.cadena3.com/noticia/informados-al-regreso/evacuaron-una-unidad-judicial-por-denunciantes-con-sintomas_260120