A través de conferencia de prensa, el Arzobispado de San Juan de Cuyo presentó el Protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables.

El Decreto Nº 40/2020 el Arzobispo de San Juan de Cuyo, Monseñor Jorge Eduardo Lozano, constituyó la Comisión Arquidiocesana para la protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables.

Esta Comisión está integrada por la licenciada en Psicología María Isabel Carrizo, la profesora Pastora Oviedo, la doctora Cristina Tejada, la licenciada en Comunicación Claudia Campos, el Presbítero Miguel Tejada, coordinados por la doctora Paula Berlincourt.

De acuerdo a lo que manifestaron los representantes de la Iglesia Católica en San Juan, este protocolo “se enmarca dentro de los esfuerzos que la Iglesia Católica está realizando para prevenir las posibles situaciones de abusos de menores y personas vulnerables por parte de ministros ordenados y sucedidas en ámbitos eclesiásticos buscado generar que todos los espacios eclesiales sean ambientes seguros para todos especialmente para los más vulnerables”.

En Nota al Pie, la coordinadora de la Comisión la doctora Paula Berlincourt explicó que “este protocolo tiene como primer objetivo la prevención de estas situaciones”. A su vez amplió diciendo que “ayuda a tener atención a cómo nos dirigimos, tratamos y trabajamos con los niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables. También en caso de que se presentara alguna situación sospechosa o alguien quiere acercarse con alguna denuncia de alguna situación que hubiera ocurrido, que llame la atención, puede recurrir a la Comisión para acercarnos esta denuncia y tomar todas las medidas y acciones que correspondan en esta situación”.

En estos casos quien desee exponer alguna denuncia, deberá dirigirse a la siguiente dirección de correo electrónico prevencionabusosarqsanjuan@gmail.com. Deben informar no sólo el caso sino además el modo de comunicarse para acordar una entrevista. También podrán remitir una carta en sobre cerrado, con datos de contacto, al Arzobispado de San Juan a nombre de Comisión Arquidiocesana de Protección de NNAAV.

La doctora Berlincourt aclaró que hay un compromiso previo de absoluta confidencialidad. Además dijo que “la idea es que quien esté sufriendo cualquier tipo de abuso o quien sepa que esto pudiera estar ocurriendo se acerque directamente a la Comisión, que es interdisciplinaria, para evitar la revictimización“.

Del mismo modo, explicó que “si bien este protocolo no contempla sanciones específicas, la Iglesia se vale del Derecho Canónico” para aplicarlas en los casos que se presenten y sean comprobados.

A pedido del Papa Francisco, presentaron protocolo de protección de niñes