Pueblada en Chivilcoy por el cierre de una fábrica de calzados

Los vecinos de Chivilcoy junto con delegados de la CTA y de la CGT realizaron una masiva movilización para exigir que se garantice la continuidad laboral de los 600 trabajadores de la fábrica de calzados Paquetá tras conocerse que podría cerrar.

La crisis productiva y de empleo en territorio bonaerense, que comenzó a acelerarse a ritmos inesperados desde enero de este año, no da respiro. Las olas de despidos y suspensiones que en los últimos años afectaron a grandes polos productivos del Conurbano como Siam, Adidas y Cresta Roja, llegaron al interior bonaerense donde mes a mes se multiplican las empresas que -con la abrupta caída del consumo interno- no pueden afrontar el pago de salarios, tarifas y la compra de insumos para la producción.

Si bien el conflicto en la fábrica de Chivilcoy existe desde hace meses, desde el Ministerio de Producción de la Nación recién el 31 de octubre recibieron a los representantes de los trabajadores en la ciudad de Buenos Aires. La reunión, en la que se revisaron los balances de la empresa, pasó a cuarto intermedio para la semana que viene. Mientras tanto, la empresa activaría unos 200 retiros voluntarios para los trabajadores.