Se trata de incendios provocados para la renovación de pastizales. Esta vez se salieron de control, que tuvieron que actuar ocho bomberos voluntarios. Sucedió en Empedrado, Corrientes
Durante dos días el cuartel de Bomberos Voluntarios de Empedrado debió batallar contra incendios de pastizales que se salieron de control y que por poco alcanzan a dicha localidad y zonas aledañas, lo que puso en peligro bienes de distinto tipo.
Las condiciones climáticas extremas, los vientos y la inconsciencia de algunas personas puso en grave peligro a casas, maquinarias y hasta una empresa forestal apostada cerca de Empedrado. La problemática si bien no es nueva, se agrava actualmente debido a que el cuartel de Bomberos Voluntarios de la zona se encuentra con personal reducido por las medidas sanitarias implementadas ante el coronavirus.
Por ello es que entre ocho personas se debió apagar el fuego en los pastizales de 360 hectáreas, entre el miércoles y el jueves.
“Intentamos que el fuego bordeara las casas”, sostuvo en contacto con época el presidente de Bomberos Voluntarios de Empedrado, Emanuel Abbate, quien explicó sobre la labor realizada. “Las condiciones son extremas y la gente no toma consciencia de la situación, por lo que luego se ven comprometidas sus casas, máquinas y animales”, sostuvo, e indicó que para lograr apagar los incendios se necesitaron tres dotaciones con las que cuenta el cuartel.
Al respecto, el fuego llegó a pocos kilómetros de la localidad de Empedrado y afectó parajes como “Lomas”, “Parada Coco” y “El Paraisal”. Asimismo, se indicó que el viento hace que se propague rápidamente el foco ígneo, por lo que las personas que los inician ven, rápidamente, cómo las llamas se salen de control y empiezan a afectar los distintos bienes.
Nota completa: http://www.corrienteshoy.com/noticias/view/339280