Miles de personas ganaron la calle para conmemorar las protestas que dieron paso a una reforma constituyente. Los templos quemados fueron el de San Francisco de Borja, perteneciente a Carabineros, y de la Asunción, ubicados en el centro de Santiago. 

En medio de algunos incidentes, miles de personas se manifestaron este domingo en Chile para conmemorar el inicio de las masivas movilizaciones sociales que el año pasado dieron paso a un proceso constituyente.

Los episodios más graves fueron la quema de al menos dos iglesias católicas, una de ellas perteneciente a los Carabineros. Sólo en la Plaza del Baquedano, de Santiago, se reunieron unas 25 mil personas, según los Carabineros, mientras que otros miles se encontraban en otros puntos de la ciudad.

Al igual que el viernes pasado, los manifestantes volvieron a teñir de rojo la estatua del Baquedano, según la información difundida por la agencia DPA.

Además, instalaron una estructura con un ojo llorando sangre encima del general a caballo, en rechazo a las heridas oculares y la pérdida total o parcial de la visión que provocaron los disparos de perdigones o bombas lacrimógenas efectuados por la policía el año pasado.

Vea la nota completa: https://www.cadena3.com/noticia/internacionales/chile-quemaron-dos-iglesias-a-un-ano-del-estallido-social_273257