Luego del hallazgo del submarino ARA San Juan, que fue encontrado entre la noche del sábado 17 y la madrugada del domingo 19 de noviembre a 907 metros de profundidad, comenzaron las especulaciones respecto de cuán factible es reflotar la nave. De hecho, una parte de los familiares desea que se lleve a cabo el proceso de rescate de la embarcación. Sin embargo, la tarea parece difícil de llevar adelante y, hasta el momento, no existe un cálculo específico de cuánto puede llegar a costar, informó el diario Perfil.

En materia de recuperación de submarinos hay un antecedente exitoso y se trata del submarino ruso Kursk, que fue reflotado en octubre de 2001 y se lograron recuperar 115 cadáveres de 118 personas que habían muerto allí. Sin embargo, el caso del ARA San Juan es mucho más complejo. El Kursk estaba a 110 metros de profundidad, es decir, casi 800 metros de diferencia con la nave argentina. Y, pese a ello, se tardaron 12 meses en el rescate. Por otra parte, el rescate del submarino ruso costó alrededor de 100 millones de dólares y existen especulaciones de que era necesario reflotarlo por su peligrosidad nuclear.

En el caso argentino, aún no hay cifras de cuánto puede llegar a costar un eventual rescate. Ayer, el periodista Luis Novaresio le consultó al ministro de Defensa, Oscar Aguad, si era cierto que la cifra de un eventual rescate de las partes podría llegar a costar 4 mil millones de dólares. El funcionario fue tajante: “Si cuesta ese dinero sacarlo, sería un disparate invertir tantos recursos, es una opinión personal”.

Además, el ministro recordó que el país tiene un 30% de pobres. En tanto, el medio británico BBC entrevistó ayer al especialista en máquinas navales y Derecho Marítimo, Claudio Iovanovich, quien explicó que uno de los factores a tener en cuenta es el lugar donde recaló el submarino luego del incidente. El Ara San Juan fue encontrado a 907 metros de profundidad, más de 400 metros por debajo del límite crítico para una nave sumergible tripulada. “A esa profundidad la presión es terrible, de más unos 90 kilogramos de presión por cada centímetro cuadrado. Entonces, la recuperación, tendría que realizarse con robots y equipos muy especializados, ya que no puede bajar hasta allí ninguna nave tripulada”, señaló Iovanovich. Asimismo, expresó que el Argentina no cuenta con esos equipos, por lo que debería alquilarlos a empresas extranjeras.

 

Redacción Diario Federal

Por Redacción Diario Federal

Recopilamos y editamos noticias producidas por cientos de medios digitales de todo el país, respetando siempre las fuentes y las autorías originales de esos medios. Ante cualquier consulta dirigirse a redaccion@diariofederal.com