Así lo aseguró el presidente Alberto Fernández, porque su gobierno empezó a “arreglar el mayor problema y el mayor condicionante” para el país, que es la deuda externa, pero advirtió que tampoco hay que ser “exitistas”, luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aceptara que ese compromiso “no es sostenible” para Argentina.

“Tengo la a tranquilidad de que me dieran la razón y eso no es poco, si uno persiste con la lógica y la lógica es razonable, uno finalmente puede imponer sus objetivos”, reflexionó Fernández. Además, se refirió al documento que el FMI emitió esta semana, en el que sostuvo que la deuda argentina “no es sostenible” y pidió “una contribución apreciable a los acreedores privados para ayudar a restaurar la sostenibilidad de la deuda”.

Por otra parte, en cuanto a la deuda con los bonistas, Fernández pidió “prudencia” y evaluó que el Gobierno deberá trabajar “con mucho cuidado” con ellos y “silenciosamente”, del mismo modo que lo realizado con el Fondo Monetario Internacional.

Vea la nota completa en: https://www.telam.com.ar/notas/202002/434061-alberto-fernandez-sobre-el-documento-del-fmi-es-importante-pero-queda-mucho-por-hacer.html