Serán unos 250 los locales que trabajarán, quienes advirtieron que la situación no da para más, luego de casi 21 días de nuevas restricciones impuestas por el gobierno provincial.

Los gastronómicos rosarinos dicen que la situación “no da para más”. Cerca de cumplir 21 días de cierre desde las últimas restricciones impuestas por la Provincia, el agotamiento y la necesidad de subsistir provocó que un grupo de comerciantes tome la decisión de abrir sus puertas el próximo fin de semana, exista o no el visto bueno por parte del gobierno.

La iniciativa empezó a madurar a comienzos de esta semana, luego de que las entidades del sector se reunieron con las autoridades locales y provinciales para analizar un ajuste del protocolo y la continuidad de la asistencia económica; pero sin garantías de apertura.

Ante este panorama de incertidumbre, “si bien es muy difícil que toda la gastronomía de la ciudad se ponga de acuerdo, hay un conjunto de unos 250 comercios que están decididos a reabrir”, dijo a la prensa Reinaldo Bacigalupo, presidente de Mercado Pichincha.

Vea la nota completa: http://www.rosarionet.com.ar/rnetw/nota213503