Una investigación de la Universidad Nacional de Córdoba determinó que la leche -cruda y pasteurizada- de marcas que se venden en el país contiene elevados niveles de pesticidas “que superan los límites establecidos por la OMS”. El rector de la casa de altos estudios alertó que “es urgente que las autoridades verifiquen la calidad de la leche que consumimos”.

Una investigación desarrollada por la facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional de Córdoba a la que accedió Noticia Uno, de Entre Ríos, que analizó muestras de leche cruda y pasteurizada distribuida por marcas nacionales y extranjeras, determinó la presencia de agrotóxicos en todas ellas.

La leche cruda que se vende y consume en el departamento de Córdoba contiene cantidades de pesticidas organoclorados que superan los límites máximos que establece el Codex Alimentario y la Organización Mundial de la Salud.

De igual forma, las leches pasteurizadas evidencian contenidos de los mismos agroquímicos, aunque en menor proporción. Sin embargo, los índices también sobrepasan lo permitido para el consumo humano. “Ocho marcas comerciales fueron las que escogimos y en todas encontramos pesticidas en los límites máximos, es decir que el proceso de pasteurización no elimina esos compuestos”, explicó el científico Edineldo Lans Ceballos.